EL OBSERVATORIO - Marzo 2006