Gastronomía

En Logroño, tierra rica y ciudad de buen vivir, la gastronomía tiene una gran importancia como motivo de reunión y regalo para el paladar. Da igual las circunstancias, lo importante es reunirse con los amigos y familiares en torno a las ricas verduras de la huerta, un buen plato de carne y los postres más imaginativos y deliciosos que se puedan degustar. En nuestra mesa todo combina bien, los alimentos se funden unos con otros, uniendo sabores y sensaciones... dejándose mecer por el excelente vino de Rioja. Y es que en Logroño no se come sin buen vino, nuestro producto más típico y preciado preside todas las celebraciones.

Los logroñeses estamos orgullosos de contar con numerosos restaurantes, todos de gran calidad. Además el “chiquiteo”, una de las costumbres que más atraen a los visitantes, nos permite disfrutar de los pinchos más suculentos y variados. Aunque los bares se reparten por toda la ciudad, la calle Laurel ha sido tradicionalmente la zona de “picoteo” por excelencia. En sus establecimientos se puede encontrar toda clase de platos típicos como embuchados, champiñones, pimientos rellenos, choricillo asado, setas a la plancha...

Logroño cuenta también con modernos bares y cafeterías en los que charlar y descansar después de una buena comida. Son establecimientos con un ambiente muy agradable, que sacan sus terrazas a la calle en los días de verano. Estos locales, repartidos por toda la ciudad, suelen estar abiertos hasta bien entrada la noche. De todos modos, cuando ellos cierran los pubs y discotecas empiezan a llenarse.

 
   
Restaurantes
Bodegas
Mercados (Pulse para ampliar en nueva ventana)
Mercados
 
Pimientos  (Pulse para ampliar en nueva ventana)
Pimientos