CAMPAÑA PARA LA PREVENCIÓN DE LA VIOLENCIA DE PAREJA ENTRE LOS JÓVENES
Detalle del cartel de la campaña
 
     
Ficha de Inscripción  Documento PDF   Documento Word
 

A quién se dirige:

A los jóvenes matriculados en cursos de Bachiller, Ciclos Formativos de Grado Medio y Superior y Programas de Garantía Social, en los diferentes Centros Docentes de Logroño

 

Con esta Campaña se pretende…que los jóvenes desarrollen actitudes que les ayuden a prevenir la violencia de pareja en sus propias relaciones y en su entorno:

  • Aprendiendo a distinguirla cuando se dan los primeros indicios
  • desmontando justificaciones que la toleran
  • incorporando elementos de prevención, como las actitudes de respeto e igualdad y el aprendizaje de la forma adecuada de resolver un enfado o un conflicto.

La Campaña consiste en…

    • Se reparte entre los alumnos la Guía para la prevención de la violencia de pareja entre los jóvenes
    • Los educadores sociales municipales imparten dos sesiones formativas por curso o aula, acudiendo al Centro Docente en horario y fechas previamente acordados dentro del horario lectivo.
    • Antes y después de la impartición de las sesiones los alumnos, de forma anónima, cumplimentan un cuestionario sobre sus opiniones y experiencias acerca de determinados aspectos relacionados con el tema, que sirve para evaluar la efectividad de la actividad.

Cómo participar en la Campaña:

Los Centros docentes que estén interesados en participar pueden hacerlo rellenando la ficha de inscripción y remitiéndola a la Unidad de Servicios Sociales mediante:

Fax: 941 24 92 24

Correo electrónico: sociales@logro-o.org

Los responsables de la Campaña se pondrán en contacto telefónico con el Centro en cuestión para concretar y temporalizar la actividad.

Para más información sobre esta Campaña pueden ponerse en contacto con sus responsables llamando a la Unidad de Servicios Sociales

  • Yolanda de Blas Ezquerro
  • Manel Raimí.

CONTENIDOS QUE ABORDA LA GUIA

I. ¿Por qué esta Guía?

Intenta acercar el tema a los intereses de los jóvenes intentando dar respuesta a la pregunta "¿qué tiene esto que ver con la gente de mi edad?.

II. La violencia y las parejas.

Puesto que es una Campaña en la que se trabaja con grupos mixtos, incluimos aquí la cuestión de género.

El hecho de que la violencia en la relación de pareja sea ejercida fundamentalmente por parte de los hombres sobre las mujeres, se debe a toda una trayectoria de como se han configurado las relaciones entre hombres y mujeres en nuestra sociedad.

 

  1. La violencia y sus tipos:
  2. No solo existe el maltrato físico, el psicológico es más difícil de identificar, y también existe el maltrato sexual. La violencia de pareja también se pude dar en diferente grado.

    Se trata de hacer ver a los jóvenes que aunque entre la gente de su edad puede que no sé una relación de violencia como entre las parejas más adultas, pueden darse algunos comportamientos que indican que no se da un trato en la relación.

  3. Tópicos a desmontar:

Se van repasando una serie de creencias que contribuyen a la aparición o mantenimiento de la violencia:

  • Tópicos acerca de que perfil de personas están involucradas en la violencia de pareja. Se hace ver que no está restringida a una determinada edad o a poblaciones marginales.
  • Tópicos que tratan de dar diferentes justificaciones a un episodio de Violencia: los celos, el alcohol, la provocación de la mujer, etc.
  • Tópicos que contribuyen a que una vez que aparece un episodio de violencia, ésta se pueda perpetuar en la relación, como el tópico de la privacidad que nos lleva a mantenerlo en secreto, la idealización del amor a pesar de la violencia, o la necesidad de aguantar por la familia.
  • Tópicos acerca de los estereotipos de género que ofrecen como deseables a las mujeres y los hombres que muestran rasgos de sumisión y complacencia, y de dominio y fuerza respectivamente.

 

VI. Cómo podemos prevenirlos:

Se trata de introducir actitudes y habilidades que sirven como factores de protección: la comunicación, la negociación, la resolución de conflictos, la expresión de sentimientos, la independencia en la relación, la valoración de uno mismo como persona digna de respeto y por tanto también de la pareja, establecer relaciones de igual a igual, romper con estereotipos sexuales, rechazo de la violencia como un atentado contra los Derechos Humanos.

  1. Y ahora... ¿qué hago?

Se informa sobre los recursos a los que acudir.

 

RESULTADOS DE LAS CAMPAÑAS CELEBRADAS HASTA LA FECHA

 

Entre los años 2002, 2003, 2004 y 2005, han participado un total de 3.467 alumnos y alumnas, gracias a la participación de los siguientes Centros Docentes:

- I.E.S Batalla de Clavijo
- I.E.S La Laboral
- I.E.S Tomás Mingot
- Colegio Adoratrices
- I.E.S Duques de Nájera
- I.E.S Cosme García
- I.E.S Sagasta
- I.E.S Escultor Daniel
- I.E.S Comercio
- I.E.S Hnos. D’elhuyar
- I.E.S Gonzalo de Berceo
- Colegio Sagrado Corazón
- Colegio Madre Paula Montalt
- Educación Permanente de Adultos Plus Ultra
- Centro de Formación Calle Mayor


 

RESULTADOS DE LA PRIMERA EDICIÓN DE ESTA CAMPAÑA REALIZADA DURANTE LOS CURSOS 2001-2002 Y 2002-2003

 

Para evaluar la Campaña se pasaba a los alumnos un cuestionario previo a las sesiones formativas (pretest) y el mismo cuestionario después de las sesiones formativas (postest).

Este cuestionario recoge información sobre las opiniones y actitudes de los jóvenes respecto a una serie de aspectos que tienen que ver con la violencia doméstica.

Conclusiones del pretest

De los 1024 alumnos participantes hasta junio, 734, es decir, el 71,58%, cumplimentaron el pretest. 454 eran chicas y 279 eran chicos. Todos ellos de edades comprendidas entre 16 y 23 años, si bien la mayoría tenían entre 16 y 19 años

  • En general la mayoría de los jóvenes mantienen actitudes que les hacen fuertes ante la violencia de pareja, pero esto es más verdad para las chicas que para los chicos, cuyos porcentajes de opinión reflejan menos información y claridad de ideas.
  • En ambos grupos hay un porcentaje que resulta ser más minoritario en las chicas que en los chicos, cuyas opiniones les sitúan en un alto nivel de vulnerabilidad ante la violencia de pareja.
  • Es una problemática que despierta el rechazo y el interés de los jóvenes, pero la muestra se divide por la mitad cuando se trata de opinar si es una problemática que se da entre la gente joven o no En las sesiones se les hará ver que no solo es violencia de pareja lo que sale en los periódicos, que hasta llegar a eso pueden darse muchos grados y que entre ellos quizá encuentren ejemplos de trato violento.
  • El nivel de justificación es bajo en general, si bien justifican más los chicos que las chicas. Las justificaciones que más porcentaje recogen son "si el otro hace daño" y "si ella pide rollo" Es muy preocupante que el 45% de los chicos se dejen llevar por la apariencia que presenta la chica para tomar la iniciativa sexual.
  • Respecto a las actitudes que mantienen la violencia una vez que aparece, los resultados muestran que afirmaciones como "hay que aguantar por los hijos", o "el que pega a su mujer aunque no pegue a los hijos es un buen padre", están superadas, pertenecen a otra época. Sin embargo sigue siendo preocupante que el 21% de los chicos opine que si hay amor, hay que seguir juntos. Pero más preocupante todavía es que el 37,6% de los chicos y el 22% de las chicas opinen que los malos rollos entre la pareja aunque sean violentos es cosa de dos. Vemos que el mito del secreto y la privacidad sigue funcionando entre los jóvenes. También es preocupante que el 26,5% de la muestra no buscaría ayuda profesional para resolver el problema.
  • Respecto a los mitos relacionados con la masculinidad y feminidad, vemos que el tópico de que el chico que no responde con violencia ante una provocación es un gallina, también está superado al menos en teoría. Sin embargo los chicos opinan que las chicas que tienen que aguantar con humor sus bromas subidas de tono en un 22,5%
  • En cuanto a las habilidades para la resolución de problemas, parece que al menos en la teoría, tanto chicos como chicas conocen la manera apropiada de resolver problemas, así, el 72,8% dice que si se enfada, espera a calmarse y entonces habla. Sin embargo el riesgo estaría en ese 27,2% que carecen de las habilidades suficientes.

 

  • Cambios observados en el Postest.

Según se refleja en el postest, después de acudir al menos a una de las dos sesiones educativas, se produce un cambio de opinión en la dirección adecuada

Lo que más nos interesa es observar si han cambiando aquellas variables que nos daban índices más problemáticos; en este sentido destacar:

Un descenso del índice de vulnerabilidad, bajando 18,7 puntos la opinión de que no se da entre los jóvenes y 9,1 la opinión de que se dé solo en marginados, aún así los dos índices en el postest, siguen siendo elevados, 34,2 % y 18,4 % respectivamente.

En el bloque de justificaciones, hay un descenso de 6,2 puntos en "si pide rollo dárselo", pasando de un 21,2 % a un 15 %. Hay también descenso de 5,9 puntos, en la cuestión "si provoca, merece bofetón" pasando de 20,9 % a 15 % de acuerdos. Baja también la justificación por celos, en 5,6 puntos, pasando de 11,6 % a 6 %.

En el bloque de actitudes que promueven que una vez que aparece la violencia se instale entre la pareja, destacar que la opinión de que se trata de un problema únicamente de dos ha descendido de 28,2 % a 19,5 %, lo que supone una bajada de 8,7 puntos.

En cambio solo un 3,2 % más buscaría ayuda profesional después de las sesiones, quedando un 23,3 % que no buscaría esta ayuda.

En cuando a los estereotipos en torno a la masculinidad y femineidad, ha descendido en 9,3 puntos el porcentaje de los que opinan que frente a una broma subida de tono las chicas deben tomárselo a broma, pero continúa habiendo un 23,9 % que sigue opinando que es así.

Entre las habilidades para la resolución de conflictos, también ha habido un ligero aumento de 4 puntos en la estrategia más adecuada, reduciéndose a un 3,4 % el porcentaje de los que opinan que "si me enfado no paro hasta hacérselas pagar". Sin embargo siguen resolviéndolo de forma inadecuada el 23,2 %.

Finalmente podemos concluir que los cambios más importantes se han producido en los aspectos más problemáticos y sobre todo en aquellos aspectos que ayudan a los jóvenes a identificar la violencia en sí mismos y en su entorno, disminuyendo el nivel de justificación de la violencia de pareja.

 

 

  • Valoración que hacemos de la Campaña:

Realizar con los jóvenes un trabajo educativo y presencial con un soporte documental como la Guía, es útil para hacerles reflexionar sobre determinados mitos y actitudes relacionadas con la violencia de pareja. Sin embargo hay que seguir insistiendo en aspectos como:

    • La violencia de pareja no es solo cuestión de marginados.
    • La relación sexual es consentida solo si se le hace explícitamente.
    • Aunque te provoquen no hay que responder con violencia
    • La violencia de pareja no es un problema que tenga que quedar entre dos